Sergio Jiménez Leyva

La Inteligencia Artificial en México

Según el arqueólogo y filólogo Vere Gordon Childe, la humanidad ha atravesado por tres revoluciones tecnológicas: La Revolución Neolítica, que hizo al ser humano más sedentario mediante una economía centrada en la agricultura y la ganadería, sobre el modelo anterior de cazador-recolector.

 

La segunda es la Revolución Urbana, caracterizada por el uso general de tecnologías como la rueda para el transporte, el torno de alfarero, el bronce, la escritura, entre otros; así como la especialización laboral y el comercio.

 

La tercera es la Revolución Industrial que supuso un desarrollo tecnológico impresionante y acelerado.

Vivimos la Cuarta Revolución Tecnológica, caracterizada por la informática y la robótica, principalmente.

 

Si bien en las últimas décadas se han logrado avances cada vez más veloces y significativos en muy diversas áreas tecnológicas que han modificado para siempre nuestra vida cotidiana, nos esperan avances que quizá no habíamos soñado ver.

La corriente más “novedosa” de esta revolución es la Inteligencia Artificial, con impacto en la agricultura, la educación, la producción industrial, las finanzas… y vemos aplicaciones domésticas como un asistente comandado por voz y aspiradoras robóticas.

 

Si dividimos el desarrollo de aplicaciones informáticas en: automatización de tareas repetitivas, creación de análisis de datos (predictivos y prescriptivos), y mejora de gestión de procesos; podemos notar que la IA puede incrementar las potencialidades de las tres categorías.

 

En ese sentido van los esfuerzos de las grandes compañías como Google con su Laboratorio de IA o Intel al crear un área dedicada específicamente para este tema. Y es que, según estimaciones de Price Waterhouse Coopers, el negocio de la IA incrementará el PIB mundial en casi 16 billones de dólares para 2030.

 

¿Podría México convertirse en un referente de la Inteligencia Artificial?

 

Si apelamos al talento para la creación de algoritmos, creo que sí. El reto está en la rápida adopción por parte de la triada Gobierno / IP / Universidades para la generación de los Big Data, materia prima del machine learning; y aunado a eso, el desarrollo de los mecanismos para resguardar esos datos, sujetos a potenciales ataques; como una primera etapa.

 

Existen en México diferentes iniciativas de gobierno, privadas y coaliciones que buscan acelerar la comprensión, difusión y aplicación de la IA, como el IA2030MX (www.ia2030.mx) o el Consorcio IA del Conacyt (www.consorcioia.mx).

 

Tal como los pueblos o naciones que incursionaron tempranamente en cada una de las revoluciones mencionadas, se convirtieron en las potencias de su momento, así debemos integrarnos en la ola de la IA para ser parte de la más grande trasformación tecnológica de la Historia.

 

 

Copiar URL del Artículo

© ToltecaSoft 2020

www.toltecasoft.com